Ideas para ahorrar energía en casa

¿Cómo puedo ahorrar energía en casa y a la vez ahorrar dinero?

La energía es cada días más costosa. El precio de la electricidad en nuestros hogares ha aumentado de manera alarmante en los últimos años. ¿Existen alternativas que nos ayuden a reducir el consumo de energía y ahorrar dinero manteniendo el confort? A continuación detallamos distintas ideas para ahorra energía en casa:

Ahorrar energía en casa mejorando la climatización

  • Disponer de un aislamiento térmico eficiente. Es la principal herramienta para ahorrar calefacción en invierno y aire acondicionado en verano, ya que contribuye a equilibrar la temperatura.
  • Utilizar convenientemente persianas y cortinas en invierno. Durante las horas de luz conviene subir persianas y abrir cortinas para dejar pasar la luz solar y calentar la casa. De noche conviene hacer lo contrario con tal de reducir las pérdidas de calor.
  • Utilizar convenientemente persianas y cortinas en verano. Durante las horas de luz convendrá dejar pasar solamente la luz necesaria para la iluminación. De noche, conviene hacer lo contrario si hace calor con tal de refrigerar.
  • Ventilar las habitaciones durante 10 minutos. Deberá hacerse a la hora adecuada, en verano a primera hora de la mañana, en invierno al mediodía.
  • No enfriar ni calentar la casa en exceso. No se trata de reproducir la temperatura contraria a la del clima, sino de suavizarla con tal de sobrellevarlo. Es suficiente con poner el aire acondicionado a 25ºC y la calefacción a 19-20ºC, siendo preferible apagar ambas por la noche.
  • Instalar ventanas de doble vidrio. Reducen un 40% las pérdidas por ventanas y puertas, ahorrando hasta un 25% en calefacción. Además reduce la contaminación acústica.
  • Instalar un termostato. Un termostato tiene un precio reducido y permite regular la temperatura, evitando un gasto excesivo.
  • Ponte otra capa de ropa en vez de aumentar la temperatura de la calefacción en invierno (un jersey, una manta, etc. ).

Ahorrar energía en casa vigilando el consumo de los aparatos eléctricos

  • No dejar el stand-by. El stand-by se debe utilizar solo durante periodos cortos de tiempo, para no acortar la vida del aparato con excesivos encendidos y apagados. En los periodo largos (sobretodo por la noche) conviene apagar bien los aparatos, ya que el consumo que acumulan por el stand-by es considerable.
  • Dejar el ordenador hibernando o con salva-pantallas. Para periodos de inactividad conviene dejar el ordenador en hibernación, para periodos cortos o muy cortos, se puede poner el salva-pantallas. Si se va a tener mucho tiempo el ordenador inactivo (media hora) es mejor que se apague.
  • Adquirir aparatos energéticamente eficientes. Hay que fijarse en la etiqueta cuando se adquiere un aparato. La clasificación energética europea va de la A a la G, siendo la G la menos eficiente. Conviene adquirir aparatos de la clase A.
  • Utilizar regletas y temporizadores. Estos aparatos de bajo coste nos pueden ayudar a evitar el stand-by y los consumos innecesarios durante la noche. Las regletas con interruptor facilitan el apagado de varios aparatos a la vez y los temporizadores apagan automáticamente. También se pueden combinar, por ejemplo una regleta sin interruptor con un temporizador, para que varios aparatos se apaguen con el temporizador.
  • Desconectar aparatos que no cumplan ninguna función. Es la mejor forma de asegurar que su consumo será cero.
  • Adquirir ordenadores e impresoras eficientes. Hay que tener en cuenta que los ordenadores portátiles, a pesar de ser más caros, son más eficientes. Las impresoras láser gastan mucha más energía que las de tinta.
  • Utiliza siempre pilas recargables. Las pilas normales comportan un gasto de fabricación, transporte y reciclaje descomunal en comparación con la energía que producen, su uso debería quedar restringido a situaciones de emergencia.
  • Evitar comprar juguetes que requieran pilas. De esta forma ahorramos energía y algún que otro residuo.
  • Adquirir aparatos solares. Estos producen la electricidad que consumen, de forma que no necesitan ser conectados. Se pueden encontrar relojes, calculadoras, juguetes para niños, y muchos otros aparatos equipados con mini-placas fotovoltaicas.

Ahorrar energía en casa controlando el uso de iluminación 

  • Aprovechar al máximo la luz solar. A menudo se tiende a buscar formas complicadas y costosas de ahorrar pasando por alto las más básicas. Antes de encender la luz, comprueba si es suficiente con la que entra por la ventana.
  • Instala bombillas de bajo consumo. La substitución de una bombilla incandescente por una de bajo consumo puede comportar un ahorro de hasta el 80%. Este ahorro hace que aunque el coste inicial sea considerable, la amortización sea rápida.
  • Limpiar las bombillas cada cierto tiempo. Esto hace que la iluminación no disminuya, y por tanto aumente la eficacia de estas.
  • Apagar la luz cuando se sale de una habitación. Esto evita gastos innecesarios. No se recomienda hacerlo para periodos muy cortos de tiempo (por ejemplo, ir al lavabo) ya que encendiendo y apagando en exceso se acorta la vida de la bombilla.
  • Diseñar bien la colocación de las luces. Esto aumentará su eficacia y evitará la necesidad de iluminación adicional. También hay que tener en cuenta que una sola bombilla ilumina más que dos que sumen su misma potencia (60W > 30W+30W).
  • Promueve la instalación de detectores de presencia en tu comunidad. De esta forma aumentará el confort y se evitará malgastar luz.

Mejora la instalación y uso de las instalaciones en la cocina 

  • Instalar correctamente el frigorífico. Debe haber un mínimo de 5 centímetros entre este y la pared. También es importante asegurar que las juntas cierren bien.
  • Usar correctamente la lavadora. Intentar llenarla siempre antes de lavar y usar el programa adecuado a la suciedad de la ropa te permitirá ahorrar agua y energía. Por lo general, con 30º es suficiente si la ropa no está excesivamente sucia.
  • Llenar bien el lavavajillas. Lavar la vajilla a máquina es más eficiente que a mano. No obstante, conviene llenarlo bien con tal de aprovechar cada lavado. También se recomienda no usar programas de temperaturas altas, siendo preferente el programa ecológico si lo tiene.
  • Utilizar el microondas a ser posible. Respecto al horno, cocinar con microondas es mucho más eficiente. Su alto consumo eléctrico se compensa con un tiempo reducido necesario para el cocinado.
  • Descongelar el congelador. Cuando la capa de hielo del congelador llegue a 5 milímetros este pierde eficiencia y su consumo aumenta. Conviene entonces descongelar desenchufando unas horas y volviendo a enchufar.
  • Parar el horno 5 minutos antes de que acabe la cocción, se mantendrá caliente sin consumir energía. Esto aumentará la eficiencia.
  • No cocinar con corrientes de aire. Esto aumentar el consumo en enfriar. También se puede apagar la placa 10 minutos antes de acabar la cocción, ya que se mantendrá caliente.
  • Adquirir el frigorífico adecuado. A la hora de comprar un frigorífico este debe tener el tamaño adecuado (no pasarse de grande), ser eficiente (de clase A, como se recomienda más arriba), con descongelación automática y congelador integrado (si se requiere).
  • Cocinar con cuidado. Utilizar la olla a presión, cocinar al vapor con el agua justa y mantener tapadas las ollas, cazuelas y paellas mientras se cocina (se ahorra el 20-30%). Son algunos de los consejos para ahorrar energía cocinando.
  • Mantener nevera y congelador a la temperatura adecuada. Es suficiente mantener la nevera a una temperatura de 3-5ºC y el congelador a -15ºC. Cada grado menos supone un aumento del 15% en el consumo.
  • Mantener la placa limpia, y usar recipientes adecuados. Limpiar bien la placa regularmente y usar recipientes de fondo grueso del tamaño de cada placa aumenta la eficiencia considerablemente.
  • Utilizar correctamente la secadora. En un país de sol suele ser fácil secar la ropa al aire libre, sin consumir energía. Si se tiene que usar, mejor escurrir bien la ropa antes para reducir la humedad y la energía necesaria.
  • Utilizar tostadora cerrada. Utilizando una tostadora cerrada se ahorrará el 50% de energía con respecto a una abierta.

Representación gráfica del cosnumo de energía en los hogares Españoles

 

Facebook

Síguenos en Twitter